La goma arábiga es un polisacárido de origen natural.

¿De donde se extrae la goma arábiga?

La goma arábiga se extrae de la resina de ciertas variedades de la Acacia. Originalmente a partir del árbol o arbusto Acacia nilotica.
Actualmente se extrae de la resina de las variedades subsaharianas Acacia senegal y Acacia seyal como parte del proceso de cicatrización de éstos conocido como gummosis.
Esta resina de color ámbar se recolecta normalmente a mano una vez seca.

El consumo de goma arábiga industrializada -en chicles, pastillas, etc.- puede producir alergias, al menos en personas sensibles, o dañar la actividad de diversas enzimas.